Joven suplica que la dejen morir.

kirsty-keep

Kirsty Keep hasta sus once años fue una niña feliz, pero su sufrimiento llegó, cuando un día jugando en el jardín de su casa una garrapata le mordió la espalda. La roncha comenzó a crecer hasta adquirir el tamaño de una mano.

Desde ese momento la joven ahora de 23 años ha vivido un infierno, ya que diariamente tiene que soportar dolores que poco a poco aumentan de intensidad, asimismo, su rostro está paralizado y todos los días sufre de convulsiones, por esa razón ella suplica que la dejen morir.

Lo más preocupante es que los médicos no encuentran la cura para la enfermedad que la chica padece. Algunos han pensado que se trata de la enfermedad de Lyme, otros que puede ser lupus, pero ninguno a dado con el diagnóstico correcto.

Debido a la falta de conocimiento de la enfermedad, la familia de Kirsty ha trasladado a la joven a Suiza para que se le practique la eutanasia, ya que en ese país es legal hacerlo.

Aunque Kirsty desea lo antes posible terminar con su vida para evitar el sufrimiento, no ha podido lograrlo, debido a los trámites que requieren un tiempo prudencial. Mientras tanto la familia, recauda donaciones para pagar una investigación de la enfermedad y encontrar una cura para salvar la vida de Kirsty.

Be the first to comment on "Joven suplica que la dejen morir."

Leave a comment

Your email address will not be published.


*