Un hombre pasó en silla de ruedas la mayor parte de su vida, por un mal diagnóstico.

vivio 43 años en silla de ruedas.

Rufino Borrego un hombre de Portugal, pasó la mayor parte de su vida en una silla de ruedas por un diagnóstico equivocado que le proporcionaron en el Hospital Santa María, en Lisboa.

Cuando Rufino Borrego era un adolescente de tan solo 13 años, fue diagnosticado con distrofia muscular (Es un trastorno genético que debilita los músculos que ayudan al cuerpo a moverse) y los médicos le confirmaron que no volvería a caminar. Así que desde su adolescencia fue condenado a una silla de ruedas.

Afortunadamente, en el 2010 una neuróloga a través de estudios realizados, encontró la enfermedad que realmente padecía este hombre de Lisboa y no era distrofia muscular sino, Miastenia congénita (es una enfermedad producida por un defecto bioquímico o una alteración estructural de la unión neuromuscular).

Esta rara enfermedad es tratada con un medicamento contra el asma, gracias a ello el hombre ha podido recuperar la funcionalidad de sus piernas y ha vuelto al café que había frecuentado por varios años y para sorpresa de todos lo hizo caminando.

“Creíamos que se trataba de un milagro”, relata el dueño del café que suele frecuentar Borrego.

A sus 61 años y tras pasar toda su juventud en silla de ruedas, el hombre hace vida normal y confiesa no guardar rencor contra el hospital donde le dieron ese diagnóstico equivocado.

“Sólo quiero disfrutar de la vida”, aseveró al diario Journal de Noticias.

Be the first to comment on "Un hombre pasó en silla de ruedas la mayor parte de su vida, por un mal diagnóstico."

Leave a comment

Your email address will not be published.


*