La promesa de Malala, después de su regreso triunfal al Valle de Swat en Pakistán

Regreso de mala a Paquistán

Muy emocionada y en medio de intensas medidas de seguridad, la paquistaní Malala Yousafzai, ganadora del Nobel de la Paz, volvió  a su pueblo natal de Mingora por primera vez desde que un militante talibán le disparó allí en 2012 porque ella promovía la educación de las niñas.

Acompañada de su familia la ganadora del premio Nobel de la Paz entró a su casa de habitación, donde varios parientes y antiguos compañeros de clase la recibieron con abrazos y flores.

“Es todavía como un sueño para mí ¿Estoy yo aquí entre ustedes? ¿Es un sueño o la realidad?”, preguntó.

Conmovida la joven expresó “Me fui del Swat con los ojos cerrados y ahora vuelvo con ellos abiertos”.

Para Malala su vuelta a casa es un “sueño” y asegura que volverá cuando termine la carrera en el Reino Unido: “Mi plan es regresar a Pakistán en cuanto termine los estudios, porque es mi país y tengo los mismos derechos en él que cualquier paquistaní”.

En cuanto a la educación de las niñas en el valle del Swat, la joven elogió el sábado los “cambios importantes” realizados desde 2012. “La situación ha mejorado mucho”, afirmó a la AFP.

Con matices. “Leí que casi la mitad de los niños siguen sin estar escolarizados en la provincia. Tendremos que trabajar muy duro -dijo- para que todos vayan al colegio”.

Después de su corta pero significativa vista a Paquistán,  Malala regresó posteriormente a Islamabad, donde se reunió con activistas de los derechos humanos

Paquistan1

 

 

Be the first to comment on "La promesa de Malala, después de su regreso triunfal al Valle de Swat en Pakistán"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*